¿Cómo pedir un aumento?

Probablemente pienses que no estamos en la mejor época para pedir que te suban el sueldo, pero tus condiciones laborales no van a mejorar por sí solas

705


Todos los trabajadores están en su derecho a pedir un aumento y, de hecho, son los que se deciden a hacerlo los que más posibilidades tienen de conseguirlo. Muchos te dirán que tienes trabajo y no te puedes quejar, pero el que no llora no mama: si no haces algo porque mejoren tus condiciones laborales, no van a mejorar por sí solas.

Estos son los pasos que debes seguir para que te suban el sueldo.

  1. Asegúrate de que eres rentable

Sólo hay un tipo de persona que puede conseguir un aumento: aquella de la que la compañía no se quiere deshacer porque le resulta rentable. Sólo cumpliendo este requisito estás en disposición de negociar. Si eres un empleado mediocre, olvídate de pedir un aumento: puede que acabes de patitas en la calle.

  1. Revisa qué has hecho por la empresa

Si tu compañía está atravesando por una mala racha económica, está habiendo despidos y bajadas de sueldo, quizás no es el mejor momento para pedir un aumento. Pero esto no significa que no puedas hacerlo. En muchas ocasiones las compañías usan la crisis como excusa; no aceptarán que les pidas una cantidad de dinero desorbitada pero, volviendo al punto primero, si eres rentable les interesará conservarte.

  1. Estudia la política de tu compañía

Si tu empresa tiene un departamento de Recursos Humanos, antes de hacer nada, habla con alguien que conozca la política de la empresa en este tipo de asuntos. Hay varias preguntas que debes hacer: ¿utiliza la empresa algún tipo de review para determinar los salarios? ¿Hay un rango salarial fijado para cada categoría? ¿Quién toma la decisión sobre las subidas de sueldo? ¿A quién debes proponérselo primero?

  1. Haz un análisis de mercado

Hay un dato esencial para negociar un aumento de sueldo. Si alguien de la competencia está ganando más por el mismo trabajo que tú haces es que hay margen para pedir una subida. Pregunta a alguien que conozcas en compañías similares, o busca ofertas de trabajo en la que se ofrezca un sueldo mayor para un puesto parecido tuyo. Este no debe ser el argumento principal para pedir un aumento –lo principal, repetimos, es que seas rentable– pero está bien saberlo, por si te preguntan o por si, ante una negativa, te planteas cambiar de empleo.

  1. Pon toda la información anterior por escrito 

Una vez que hayas reunido toda la información, y hayas decidido que mereces un aumento de sueldo, prepara una lista con las conclusiones a las que has llegado. No es necesario que se la presentes a tu jefe. Si lo que has apuntado es cierto, el debería ser consciente de ello y bastará con que se lo recuerdes verbalmente. Si prefieres enviárselo por correo, revísalo bien antes de darle a “enviar” no sea que te arrepientas de algo.

  1. Decide qué aumento vas a pedir

Antes de pedir un aumento tienes que saber cuánto más quieres ganar. Es muy probable que te lo pregunten, y tienes que tener todo estudiado. Si pides una subida muy pequeña puede que te la concedan, pero no podrás volver a pedir otro aumento en bastante tiempo y, si ya tenían pensado subirte el sueldo, quizás acabes ganando menos. Si pides una subida demasiado grande quedarás en ridículo y partirás de una peor posición la próxima vez que negocies.

  1. Prepárate para regatear

Como en cualquier otro intercambio comercial, el empleador tratará de maxificar su beneficio pagándote lo menos posible: si te paga más es porque lo vales. Esta es la baza que tienes que negociar, y debes estar dispuesto a usarla. No creas que te van a subir el sueldo sin regatear. Eso no ocurre prácticamente nunca. Dicho esto, no tienes que tener miedo al pedir un aumento. El que una persona válida pida un aumento, aunque no se le conceda, se ve como algo positivo: eres una persona ambiciosa que se preocupa por su carrera. Y eso no es malo.

  1. Elige el momento adecuado

Para pedir un aumento lo primero que tienes que hacer es concertar una reunión con tu jefe. No puedes pedir un aumento cuando te lo cruces en el pasillo, abórdale en algún momento y, como si fuera tu novia, dile: “tenemos que hablar”.

  1. Realiza una buena presentación

La reunión con tu jefe para pedir un aumento de sueldo no es muy distinta a una entrevista de trabajo. Tienes que ser honesto y pensar en positivo. Bajo ningún concepto te pongas chulo: la arrogancia no conduce a nada y menos a un aumento. En primer lugar deja claro a tu jefe que te gusta tu trabajo y quieres seguir en la empresa, después explica lo que estás haciendo por la empresa y por qué crees que te mereces un aumento.

  1. Si obtienes un no por respuesta, vuelve a intentarlo o vete

Si la respuesta es negativa no debes tomarte las cosas en clave personal. Si te enfadas, y das la nota, todo tu esfuerzo habrá sido en vano. Si muestras una actitud razonable, pedir un aumento de sueldo sólo supondrá un paso más en tu carrera. Aunque te hayan dado un “no” por respuesta es positivo que tu jefe sepa que quieres un aumento, porque lo tendrá en mente más adelante y estará más dispuesto a concedértelo en el futuro.