Ratchet and Clank, de lo más espectacular en Next Gen, de lo mejor de la saga

10


Decir que Ratchet and Clank: Una Dimensión Aparte será recordado por ser el primer gran ejemplo de la nueva generación no sería del todo justo con lo que ha conseguido Insomniac. La nueva entrega es un espectáculo que brilla en pantalla, sí, pero también un juego muy sólido que supone un pequeño revulsivo en su propia saga. Teniendo en cuenta que la única entrega de PS4 era un remake, lo merecía: todo en en la nueva aventura del lombax funciona como un engranaje bien engrasado. Un juego que mantiene vivo el espíritu de su diseño clásico nacido en la época de PlayStation 2, pero llevándolo a la actualidad con maestría.

Pero la capa de pintura es importante, también. Una Dimensión Aparte parece haber aprendido tanto del trabajo de Insomniac con Spider-Man como de las otras producciones de los estudios de Sony. Lo notas en sus cotas de producción, claro, cuando un nivel se convierte en toda una montaña rusa donde se riza el rizo de la espectacularidad: todo salta por los aires mientras nuestros protagonistas son absorbidos por agujeros dimensionales. Pero también en los pequeños detalles, como esa fijación por que todos los planos cinemáticos comiencen y terminen combinándose con los momentos jugables sin corte alguno. Saltar de tu nave espacial o terminar un combate contra un jefe final funde estos dos ámbitos con una suavidad exquisita, produciendo sensaciones parecidas a las del plano secuencia del último God of War.

Hay mimo detrás de este Ratchet & Clank. Lo notas a cada paso que das por las calles de Ciudad Nefarius observando las reacciones y conductas de cada NPC. Incluso cuando vuelves a un planeta a buscar sus secretos que te dejaste por el camino, Ratchet o Rivet tienen nuevos comentarios preparados para el jugador, siendo conscientes de lo que vivieron en ese planeta. Y sé que todo esto puede parecer algo nimio para empezar, pero estos pequeños detalles son la noche y el día para hacernos creer que su mundo está vivo y también en peligro.

Cada planeta es único. Tanto, que en otra generación nos habrían parecido entregas de diferentes Ratchet & Clank. Insomniac ha llevado la interdimensionalidad hasta sus últimas consecuencias, para mostrarnos lo diferente que podría haber sido un universo alternativo para sus personajes. Las dudas, además, quedan disipadas: los portales dimensionales no son una simple muestra de músculo técnico, para lucir nueva generación, sino que también aporta mecánicas jugables. Habrá mundos en los que, a golpe de llave inglesa y martillo, cambiaremos de dimensión en un abrir y cerrar de ojos, para poder seguir avanzando; algo parecido a lo que hacían los recientes Titanfall 2 o The Medium (o el menos reciente Soul Reaver). Y sí, es cierto que se podría haber sacado más partido para crear puzles más complejos, pero también es cierto que Ratchet & Clank no busca eso tanto como ser un juego de acción, plataformas donde la exploración exhaustiva es opcional, pero siempre recompensa.

Una montaña rusa intergaláctica

Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte análisis

El juego se mantiene a un gran nivel durante sus aproximadamente de doce a quince horas de partida (a mi me ha durado unas cuantas más), pero en su primera mitad no solo es divertido, sino que está constantemente reinventándose. Cada nuevo mundo que recorres te invita a desbloquear una mecánica nueva: hacer un dash que permite moverte rápidamente por tierra y aire y que también es útil en el combate; correr por paredes específicas; engancharte a diferentes puntos de anclaje; utilizar criaturas para navegar más rápido o unas vertiginosas botas… Así, llegar a cada nuevo planeta supone una promesa: algo nuevo te espera. Y es una de las mejores cosas que puedes prometer a un jugador de videojuegos.

Pese a que todos los Ratchet basan su exploración en el descubrimiento opcional de objetos y coleccionables, creo que Una Dimensión Aparte es el que mejor te incita a hacerlo. No solo por las recompensas que te promete, que también, sino porque casi todos ellos están escondidos tras zonas del mundo bien diseñadas. Algunas veces busca esconder ese robot espía o guitón dorado en una esquina imperceptible, pero, en muchas otras, se encuentra en una amplia zona plataformera muy bien planificada o tras un intenso combate. He terminado el juego encontrando todos los robots espía, guitones, partes de armaduras y mucho del raritanio que esconde el mapa, y lo mejor que se puede decir es que en ningún momento me he tenido que esforzar en ello, porque era un tremendo placer.

Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte PS5

Igual que las misiones secundarias, que están bien cuidadas y nos abren las posibilidades de cada mapa. No son muchas, solo una por nivel, pero buscan siempre añadir algo de contexto y hacernos explorar lugares del mapa completamente opcionales. Claro que no son novedad en la saga: esa tarea la encarnan dos actividades extra: los puzles dimensionales de Ratchet y la limpieza de bugs de Glitch. El primero son pequeños rompecabezas donde tenemos que llevar una hilera de Clanks (sus probabilidades de éxito, en realidad) por un camino sorteando los obstáculos del camino. Con Glitch, en cambio, se nos presentan pequeños niveles de acción tipo tanque en los que podemos subirnos a techos y paredes para despejar terminales de bugs muy vivos y peligrosos. Ambas pruebas pueden saltarse, pero ni me lo he planteado, ya que dan la variedad justa y necesaria al videojuego.

Lo mismo que la Arena de Desafíos, que también ha merecido la pena completar en su copa de bronce, plata y oro. Casi todas las pruebas son centradas en el combate con ciertas condiciones especiales y, aunque no son extremadamente difíciles, sí que en algunas pruebas es posible que tengas que subir de nivel tu personaje y tu arma para poder superarla con comodidad. Con todo esto, Una Dimensión Aparte ya es un juego muy variado, pero todavía hay más, ya que se unen los bolsillos dimensionales. En algunos lugares del mapa encontraremos estas brechas que nos llevan a una dimensión desangelada donde encontrar todas estas piezas coleccionables. Intentan poner a prueba nuestra habilidad sobre todo plataformera y, aunque siempre lo hacen con imaginación, nunca con demasiada dificultad.

Todo es igual. Todo es distinto

Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte

Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte es, probablemente, una de las mejores puertas de entrada a la franquicia. Si eres nuevo, el juego enlaza con elegancia los acontecimientos para que no te sientas excluido. Ayuda en ello dos cosas: un inicio que repasa las peripecias de nuestros héroes y Rivet, la nueva protagonista que también controlaremos junto a Ratchet. Los jugadores veteranos tienen su recompensa: no solo captarán todas las referencias hechas a otras entregas de la saga, sino que Una Dimensión Aparte supone a su vez una continuación de la serie tras los acontecimientos de Ratchet & Clank: Nexus y el dimensionador.

En esta ocasión, Clank repara el dimensionador para que Ratchet continúe buscando a su familia de lombax, pero el Dr. Nefarius se hace con él y abre un agujero a otra dimensión: una en la que por fin gane. Lo cierto es que, incluso en su construcción de mundo, el juego busca la consistencia, ya que en la otra dimensión todo es distinto, pero también cada personaje tiene su equivalente. Y esa es la razón de la existencia de Rivet: es la equivalente de Ratchet en un mundo donde Nefarius ha vencido y ella forma parte de la resistencia.

Veo claras las intenciones de Insomniac por ir más allá de la trama de aventuras (manteniendo el humor, aunque ya menos histriónico que sus primeras entregas) para, como ellos mismos afirmaron, ahondar en los conflictos internos de los personajes. Pero, aunque lo intentan, lo cierto es que la historia de Una Dimensión Aparte quizá sea el punto que menos me ha interesado de todo el videojuego. Principalmente porque sí, hay conflicto en una Rivet que se muestra más desconfiada por haber llevado una vida solitaria sin conocer a su propio Clank, pero en demasiadas ocasiones los personajes hablan de sus miedos e inseguridades, en vez de mostrarlos en pantalla. Hay momentos bonitos, incluso emotivos, pero también otros que son expositivos y muy forzados.

Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte PS5

Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte

Me resulta fácil pasárselo por alto, la verdad, porque veo a Ratchet & Clank como una combinación perfecta de acción y exploración, sin necesidad de mucho más que un despliegue de atractivos y variados planetas. Sus combates funcionan mejor que nunca, porque favorecen el movimiento, esquivando todo tipo de balas, rayos láser y enemigos que se acercan peligrosamente, mientras seleccionas cuál es el mejor arma disponible en cada circunstancia. Ayudan mucho los portales, que no dejan de ser un gancho, pero que te permiten tomar la distancia necesaria para causar más daño con las armas potentes.

Todas las armas tienen su función, aunque sigo pensando que, como en otros Ratchet & Clank, algunas se utilizan más por la escasez de munición que por su verdadera utilidad. Porque sí, hay enemigos, como los piratas con escudo, que te obligan a buscar más sinergias entre tu arsenal, pero pensaba que encontraría más enemigos con fortalezas y debilidades, cuando no ha sido así. Al final, incluso en modos de dificultad difíciles, Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte no intenta ponerte las cosas nunca demasiado complicadas. También porque morir en un combate es la mayor recompensa posible: comenzar de nuevo con la vida al máximo y la munición recargada desde el punto de control.

Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte PS5

Con todo, es difícil aburrirse nunca. Por la variedad de enemigos y de situaciones, que buscan que no te acomodes en una misma posición y tengas que estar en movimiento todo el rato. El colofón lo ponen algunos jefes finales bien traídos. Aquí se cumple la norma: cuanto más grande, mejor, poniendo a prueba nuestros reflejos y en los que no hay trampa ni cartón, porque morir significa comenzar desde el principio. También me ha parecido más correcta la forma de compartir arsenal entre Ratchet y Rivet, de forma que, aunque controlemos a los dos personajes, se mantiene la progresión en todo momento. Al fin y al cabo, son equivalentes dimensionales.

He jugado a Ratchets yendo directo al objetivo y otros también en modo completista. No hay duda de que la verdadera esencia de esta serie, y de esta entrega, es este último estilo: cuando buscas todos sus secretos, cumples cada objetivo y mejoras todas las armas, el juego te recompensa todo el rato con un gran ritmo que apenas decae, donde las armas, más que facilitarte las cosas, buscan otorgar variedad al repertorio y, en algunos casos, ponen la nota de humor. Es un claro ejemplo de que el tiempo extra que le dediques está siempre bien invertido.

Una dimensión de nueva generación

Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte

Ahora sí, tomamos un agujero dimensional al principio de este análisis. Porque aunque Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte no solo sea un juego espectacular, entra tan bien por los ojos que no lo olvidarás pronto. Lo único que sorprende más que su recreación gráfica es pensar que esto es el aperitivo de la nueva generación. Insomniac ha experimentado con muchas de las capacidades de la consola, si no todas. La característica estrella es, sin duda, el SSD, que le ha permitido hacer las virguerías dimensionales que vemos ante nuestros ojos. Cuando el juego quiere ponerse espectacular, creedme que no solo se fija en el “más difícil todavía” de un Uncharted, sino que a menudo lo supera. Carreras frenéticas, combates multidimensionales, raíles que se derrumban a nuestro paso… o todo lo anterior junto.

Los detalles se acumulan. Un detalle tan fino como esa transición de cortinilla (inspirada de Star Wars) era muy difícil de hacer sin las cargas rápidas que permite la nueva generación. El pelo de Ratchet y Rivet luce de fábula y el trazado de rayos refleja bien en las superficies, que por supuesto incluye el metálico cuerpo de Clank. Tengo que incidir de nuevo en la creación de cada uno de los planetas que visitamos en nuestra nave, porque el abanico de colores es de los mejores que he visto; no solo por intensos, sino por bien escogidos. El juego, además, posee tres modos gráficos: uno de calidad y dos de rendimiento. El primero lleva la resolución a 4K con 30 frames por segundo y prioriza el uso del trazado de rayos. En Rendimiento, tendremos los 60 fps mediante una resolución dinámica, eligiendo si queremos activar también el ray-tracing o no, lo que hará que oscile un más o menos la resolución. Durante nuestras pruebas, hemos jugado en modo calidad, ya que el modo rendimiento estará disponible a partir del día 1 de su lanzamiento. Pero, incluso prefiriendo siempre dar prioridad a la tasa de cuadros, el juego se comporta con mucha suavidad y precisión tanto para sus combates como para las plataformas más exigentes.

Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte PS5

Insomniac tampoco ha descuidado los demás aspectos de la consola, como el Audio 3D y el DualSense. Es cierto que, con los Pulse puestos, no he notado tanto la división de la fuente de sonido como en otros juegos (Demon’s Souls, Resident Evil Village y Returnal), pero las armas siguen sonando contundentes y algunas tonadillas heroicas de su banda sonora resuenan aún en mi cabeza. El doblaje, además, es muy bueno, aunque sigues teniendo la oportunidad de jugar con el original, si lo prefieres.

Destaca mucho más, diría, el uso del DualSense. Todavía me sigue sorprendiendo el mando, sobre todo viniendo de una Insomniac que me parece que lo desaprovechó completamente en Spider-Man: Miles Morales. Pero con Una Dimensión Aparte han echado el resto. Notarás vibraciones sutiles hasta en los pasos de Rivet y Ratchet. En algunos momentos, el altavoz del mando despierta para reverberar con sonidos únicos y espectrales. Pero la palma es para los gatillos adaptativos. Al igual que Returnal, aquí se han vuelto a cambiar las reglas del juego, ya que algunas armas tienen doble función de disparo. Si Returnal lo alternaba con el gatillo izquierdo, Ratchet lo hace con el derecho, eligiendo cuidadosamente si quieres que tu pistola explosiva o tu castigador disparen solo una carga o liberen toda su repetición y potencia sobrepasando el tope a medio camino del gatillo. Eso sí, he terminado configurando el modo del gatillo adaptativo a “funcional”, en vez de “experiencial” ya que sigo detectando que es demasiado resistente en ocasiones, y de esa forma se me hace más ligero apretarlo.

Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte

Por último, me ha sorprendido encontrar unos cuantos bugs que espero que se solucionen con la versión final. Muchos de ellos son estéticos (personajes caminando hacia paredes, por ejemplo), que afean un poco un juego de esta factura, pero otros han sido más molestos: enemigos enganchados a los que he tenido que buscar porque no saltaba el script para continuar la partida; o incluso un punto de control donde me quedé completamente enganchado sin posibilidad de avanzar, obligándome a cargar una partida anterior para seguir adelante.

Me remito a mis palabras en el avance de Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte: Insomniac es ahora mismo uno de los estudios, sino el que más, ha cogido el pulso y entendido el espíritu de la nueva generación. Por supuesto que ese espectáculo prima en todo momento: el juego no deja de sorprenderte; pero también lo es jugar con las herramientas para ver dónde está el límite. No me queda duda de que este es la primera obra que ha abierto la brecha al tipo de videojuegos que encontraremos más adelante; y no hay que olvidarse de algo: lo hace manteniendo también su filosofía, la que creó hace casi veinte años con el primer juego de PlayStation 2. Una inmejorable muestra de que el videojuego clásico y el moderno no son, en absoluto, dimensiones distintas.

Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte hace algo más que entrar bien por los ojos con su espectacular recreación de planetas, en una de las puestas en escena más espectaculares que he visto. Es también una de las entregas más sólidas, que favorece al máximo la exploración de cada mundo para que conseguir todos los ítems y objetivos sea tanto o más divertido que su misión principal. El aliciente de la fusión entre dimensiones no hace más que mejorar el conjunto, tanto en lo estético como en lo jugable. El juego se mantiene sólido en toda la aventura, pero, además, durante su primera mitad no para de reinventarse y añadir nuevas mecánicas plataformeras y de navegación. El combate sigue siendo familiar, aunque el escenario favorece aún más el movimiento y la toma de distancias. Puede que, en términos de narrativos, no haya logrado ir un paso más allá, como parecía, pero es fácil dejarse llevar por el raíl de acción y aventura que nos presenta, convirtiéndose en “ese” primer juego que presenta mejor que ninguno los valores de la nueva generación.

5 cosas que debes saber:

  • Mantiene el ritmo y el espectáculo durante toda la aventura sin decaer, con una primera mitad que no para de reinventarse.
  • Las dimensiones son un gran añadido tanto estético como jugable.
  • Una de las entregas que más invita a cumplir con todos los objetivos y explorar al máximo cada planeta.
  • La historia cumple, sin más. Han intentado añadir algo de conflicto interno a los personajes, pero de una forma algo básica y expositiva.
  • El combate se siente muy familiar, con todas las armas luciendo mejor que nunca. Aunque no intenta ser demasiado difícil, sí juega mejor con los espacios y las distancias.