Kettlebell o pesa rusa: Consejos y recomendaciones

37


El entrenamiento con kettlebell o pesas rusas ha ido haciéndose hueco en los clubes deportivos hasta ser normal verlas en nuestro gimnasio, al igual que unas mancuernas. También queremos hacernos con ellas para montar nuestro gimnasio en casa. Sin embargo hay diferentes características que nos hacen dudar sobre cuál elegir. En este artículo cubriremos cómo elegir tu kettlebell o pesa rusa.

El peso de la kettlebell

Lo ideal es contar con un abanico de diferentes pesos para entrenar, pero si por economía o por espacio no podemos hacernos con muchas kettlebells debemos considerar que hay pesos distintos según el ejercicio que vayamos a realizar.

Para ejercicios balísticos como pueden ser los swings o columpios el peso movido puede ser mayor que para movimientos básicos como un press por encima de la cabeza. De forma muy genérica, podemos movernos entre 16kg y 24kg para hombres en ejercicios balísticos y entre 8kg y 20kg para hombres en ejercicios básicos.

En mujeres, hablando siempre de forma general, el peso medio suele ser de entre 8kg y 16kg para ejercicios balísticos, y entre 6kg y 12kg para ejercicios básicos.

Por supuesto aquí influye de forma directa el nivel de entrenamiento, pero si somos sujetos que van a comenzar a entrenar o que llevan poco tiempo, esos abanicos de pesos pueden estar bien para arrancar.

Calidad de la pesa rusa

Existe una amplia gama de calidades que van desde el plástico en las más económicas hasta las kettlebells de competición que suelen ser las más caras y de mejor calidad. En este sentido lo importante para entrenar con pesas rusas es el peso, más que el material, aunque como veremos en un apartado siguiente, el agarre no será el mismo en plástico que en acero.

Las kettlebells constan de un bloque de peso en el centro y un agarre. Esta herramienta de entrenamiento puede ser recubierta por plástico u otro material. Por otra parte puede ser de hierro fundido o acero sin ningún revestimiento.

Espacio para el agarre, tamaño de la pesa rusa y diámetro del mango

El agarre puede estar más cerca o más lejos del cuerpo de la pesa rusa, sin embargo no debe haber problema en ese sentido a la hora de entrenar. Sí es cierto que las kettlebells de menor peso, si no son de competición, tienen menos espacio cuanto menos peso tiene la pesa rusa.

Las kettlebells de competición tienen todas las mismas dimensiones, sea cual sea su peso. Es una de sus ventajas ya que el resto de pesas rusas varía en su tamaño según su peso. Eso hace que el centro de masas varíe también entre cada peso.

El centro de masas es el punto medio donde recae todo el peso del conjunto. Esa es la principal diferencia entre las kettlebells y una mancuerna, ya que la mancuerna tiene ese centro en el mismo agarre, mientras que la pesa rusa lo tiene fuera de dicho agarre. Eso es lo que las hace especiales.

Por tanto, ese centro de masa será diferente si el tamaño de la kettlebell también lo es. No es un aspecto influyente si no somos sujetos intermedios o avanzados, pero puede ser determinante en ciertos movimientos balísticos como cargadas y arrancadas, por ejemplo.

Cuando hablamos de tamaño también debemos fijarnos en el diámetro del agarre, ya que puede ser muy pequeño o muy grande. Si es pequeño nos sentiremos incómodos y si es excesivamente grande no podremos agarrar bien la pesa rusa por lo que nuestra fuerza disminuirá.