Hennessey Venom F5, el hypercar que apuesta por ser el más poderoso del mundo

22


La firma automotriz tejana Hennessy Performance ha revelado un nuevo auto con el que asegura llegará a velocidades record. Se trata del Venom F5, el hypercar diseñado y construido con una sola meta: ser el auto de producción más rápido del mundo. El nuevo hypercar será edición limitada a 24 modelos y tendrá un costo de 2.7 millones de dólares. Te contamos todo lo que necesitas saber de esta bestia del motor.

Venom F5 es el primer auto totalmente producido la preparadora; desde el chasis, hasta el motor y sus acabados. Su nombre está inspirado por la fuerza de un huracán: la categoría más alta dentro de la escala Fujita, avisando el poder que ha prometido demostrar. Producido en Sealy, Texas el resultado es una máquina capaz de alcanzar 1,817 caballos de poder a 8,000 rpm y 1,193 lb-pie de torque a 5,500 revoluciones, convirtiéndose en el motor más potente jamás montado en un auto de producción.

¿Cómo planea lograr velocidades récord?

Para alcanzar estos números, está equipado con un motor V8 de 6.6 litros biturbo. Además lleva: bielas y pistones forjados, cigüeñal y árbol de levas de acero billet, válvulas de admisión de titanio y válvulas de escape de Inconel, turbocompresores con turbina de 76 mm de diámetro, cojinetes de bola y carcasas de titanio impresas en 3D que otorgan hasta 23 libras por pulgada de presión. De acuerdo con Hennessy, el hypercar podrá alcanzar una velocidad total de 501 kilómetros por hora.

De ser realidad, el Venom F5 le robaría el trono a el récord oficial del Koenigsegg Agera RS y al no oficial del Bugatti Chiron Super Sport 300+.

venom f5

venom f5

venom f5

La instrumentación del auto está inspirada por los aviones de combate y los cohetes de la NASA, al igual que su cabina. Con una pantalla tras el volante, recuerda a las miras de blanco de una nave militar. Y para verificar que realmente se trate del próximo conquistador de las pistas del mundo, próximamente tendrá que completar pruebas de velocidad máxima en el Kennedy Space Center de Florida, seguido de pruebas en manejo real sobre el Circuito de las Americas.