El confinamiento contribuye a la pérdida de la memoria

220


Si desde que hay cuarentena te ha resultado difícil recordar algunas cosas como enviar un correo electrónico o una palabra, o se te olvidó comprar la leche una vez más, no eres el único.

He perdido la cuenta de todas las veces que recientemente mis amigos lamentaron que su memoria ha empeorado.

Los casos, evidentemente, apenas pasan lo anecdótico y es demasiado pronto para una investigación que compare nuestras habilidades de memoria de antes y después de la pandemia de covid-19.

Pero en una encuesta realizada por la Sociedad del Alzheimer, la mitad de los parientes de pacientes dijeron que los recuerdos de sus seres queridos habían empeorado después de que comenzaron a vivir vidas más aisladas.

Las limitaciones a la socialización dentro de los hogares de ancianos y, en algunos casos, la prohibición de cualquier visitante durante muchos meses parece que pasa factura.

La Universidad de California en Irvine está comenzando estudios sobre cómo el encierro ha afectado la memoria de las personas.

Una ilustración del cerebro y relojes

Ahora se sabe que incluso algunas personas con memorias asombrosas, que suelen recordar haber comprado una entrada de cine hace 20 años, están descubriendo que olvidan cosas.

Por supuesto, existen varios tipos diferentes de memoria.

Olvidar lo que querías comprar es diferente a no recordar el nombre de alguien o lo que hiciste el miércoles pasado.

Pero la investigación sobre cómo funciona la memoria apunta a varias formas en las que podría tener un impacto nuestro entorno confinado.

Menos socialización
El factor más obvio es el aislamiento. Sabemos que la falta de contacto social puede afectar negativamente al cerebro y que el efecto es más grave en quienes ya experimentan dificultades de memoria.

Más ansiedad
Pero hay más que la falta de socialización. Mucha gente ahora percibe una sensación de una ansiedad en sus vidas. Incluso si aprecias lo afortunado que eres y cómo otros están pasándolo mal, la sensación de que el mundo se ha convertido en un lugar más incierto puede ser difícil de combatir.

¿Qué podemos hacer?

Mujer tratando de recordar
La buena noticia es que hay cosas que podemos hacer al respecto.

Salir a caminar, especialmente por calles desconocidas, hará que tu cerebro vuelva a prestar atención. E incluso moverse un poco marca la diferencia. ¿Tienes que sentarse en tu escritorio cada reunión? Si es una llamada telefónica, ¿podrías caminar por la calle?

Asegurarse de que los días de semana y los fines de semana sean suficientemente diferentes, como para no fusionarse en uno solo, puede ayudar con las distorsiones que nuestra nueva vida puede tener en nuestra percepción del tiempo.

Loveday aconseja agregar más variedad a nuestras vidas, lo que podría implicar un poco de pensamiento creativo para lograrlo.

Si no puedes salir, te sugiere que busques una actividad completamente nueva en casa y luego contarle de ella a alguien para ayudarle a tu memoria.

Reflexionar deliberadamente sobre tu día cada noche puede ayudarte a consolidar tus recuerdos. Incluso podrías escribir un diario.

Es cierto que suceden menos cosas dignas de mención en estos días, pero aún podría ser interesante mirar hacia atrás en un día. Eso también puede ayudar a tu memoria en este momento.

Y si te olvidas de hacer cosas, entonces hacer listas y configurar alertas en tu teléfono puede marcar más la diferencia de lo que piensas.

También puedes aprovechar tu propia imaginación. Si deseas recordar que debes comprar leche, pan y huevos, antes de ir, imagínate visitando cada uno de los pasillos necesarios en la tienda.

Cuando llegues, este viaje imaginario volverá a tu mente y es más probable que recuerdes todo lo que necesitas comprar.