Reduce la grasa abdominal

56


Casi todos deseamos tener unos abdominales firmes, y si no bien marcados, al menos sí tonificados y sin rastro de grasa. Como la zona abdominal es una de las que más se resiste a la buena forma física (tanto en hombres como en mujeres) creo que puede ser interesante aportar un poco de información sobre cuáles son los mejores ejercicios para perder barriga.

Ejercicios aeróbicos para perder barriga:

En este grupo entran todos aquellos ejercicios que, al subir nuestras pulsaciones, aceleran nuestro metabolismo aumentando los requerimientos de energía, y por tanto, nos hacen “tirar” de nuestras reservas de grasa. Es cierto que al hacer este tipo de ejercicios no podemos seleccionar de donde quemamos la grasa (típico eso de “quiero bajar de caderas pero no de pecho”, o eso de “quiero bajar trasero pero no muslos”), pero son muy buenos para perder barriga.

Al acelerar el motor del cuerpo, éste utilizará sus reservas y, lógicamente, en donde hay más cantidad de reserva grasa tardará más tiempo en apreciarse los resultados, pero no hay que desesperar, hay que tener paciencia. Entre los ejercicios de tipo aeróbico se encuentran: caminar, correr, montar en bicicleta, Spinning o Indoor Cycling, aeróbic, step, zumba, fútbol, tenis, baloncesto, Body Combat, en fin, un largo etcétera…

Natación para perder barriga:

En la natación se ejercitan y fortalecen todos los grupos musculares del cuerpo, incluidos los abdominales. Menciono en un apartado diferente la natación, ya que ésta puede ser un ejercicio de tipo aeróbico o anaeróbico (dependiendo del tipo de entrenamiento que estemos haciendo en ese momento). De cualquier forma ¿alguien ha visto alguna vez un nadador con barriga?

Abdominales:

Estos ejercicios son imprescindibles para lograr el objetivo final de perder barriga, ya que no comenzaremos a notar sus resultados, hasta que no perdamos la capa de grasa que tenemos por encima de los músculos.

Conviene realizar un número concreto de varios ejercicios diferentes, por ejemplo, series de 10-20 ejercicios abdominales de un tipo, pasando después a realizar otra serie de 10-20 ejercicios abdominales de otro tipo, alternando entre sí el entrenamiento de abdominales superiores e inferiores. Al realizar estos ejercicios hay que tener cuidado de no hacer la fuerza con el cuello sino con la tripa. Existen diferentes tipos de rutinas que puedes modificar según los días y una última cosa muy importante, no te olvides de realizar estiramientos al finalizar.