Waffles

77


Wafles, gofres, chocolate y Bruselas

Me bajé de avión esperando escuchar a todo el mundo hablar inglés por lo internacional que es el lugar. Luego de un rato me di cuenta que estaban hablando en otro idioma. Sólo podía reconocer el olor a chocolate en cada esquina.

Bruselas es muy tranquilo la gente en su mayoría está de paso y los que no están de paso están tan contentos que quieres hacerse la vida de la buena manera, no es necesario acudir a robos ni nada de ese estilo. Bruselas es seguridad.

Ya listo en Bruselas, preparé mis opciones de viaje, lo más importante para hacer si uno se queda en Bruselas y no puede moverse a ciudades aledañas es visitar el átomo y además comer wafles con chocolate. Definitivamente una experiencia riquísimamente única.

Yo soy más de desayunos salados que dulces y menos de postres que la mayoría de las personas. Pero aquí los wafles se comen a cualquier hora y a decir verdad, fue increíblemente especial. Una concepción con la comida, casi turística hizo en mi mente ver los waffles como un destino obligatorio para cualquier viajero. Bélgica es conocida por sus waffles achocolatados y yo fui para ver si valían la pena o no, y honestamente, valen la pena. Para que puedan imaginarse el sabor, ¿alguna vez han comido una nube rellena de chocolate pero con bordes crujientes y azúcar en un balance perfecto? Bueno más o menos así de rico sabe.

Andrés Piñeiro